Volumen de angioplastias y mortalidad hospitalaria

Dr. Antonio Fernández Ortiz

Dr. Antonio Fernández Ortiz

Múltiples estudios han demostrado que el volumen de determinados procedimientos realizados en un centro sanitario, así como las características de la unidad, influye en los resultados (mortalidad, estancia media hospitalaria, reingresos). Esto se debe tanto al nivel de especialización del equipo que atiende a los pacientes como a la experiencia del conjunto del centro en el manejo de pacientes complejos. La Fundación Interhospitalaria para la Investigación Cardiovascular (FIC), en colaboración con la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (Fundación IMAS), ha demostrado esta asociación en el manejo de la insuficiencia cardiaca o en el reemplazo valvular aórtico percutáneo y quirúrgico, por poner algunos ejemplos.

Ahora un nuevo trabajo de estas organizaciones publicado en la Revista Española de Cardiología analiza la influencia del volumen de angioplastias primarias en la mortalidad en los hospitales del Sistema Nacional de Salud. Éste es el procedimiento habitual en el tratamiento del Infarto Agudo de Miocardio.

CARACTERÍSTICAS DE LA INVESTIGACIÓN

Para ello, se ha realizado un estudio observacional retrospectivo de los episodios de hospitalización de los pacientes ingresados por infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IAMCEST) a partir de las altas hospitalarias recogidas en el Conjunto Mínimo Básico de Datos. Los datos estudiados corresponden a un periodo de 3 años (2017-2019).

En total, se identificaron 61.142 episodios de IAMCEST en 89 centros con laboratorio de hemodinámica, con una tasa bruta de mortalidad hospitalaria del 8,4%. El 77% de los pacientes atendidos eran hombres y la edad media rondaba los 64 años. Se trató con intervenciones coronarias percutáneas primarias (ICPp) a 46.698 de estos pacientes (76,4%).

Cuando se analizó por tramos de volumen, aquellos centros con más de 900 procedimientos reflejaban una mortalidad del 16% menor

Se consideraron -a través de un algoritmo de discriminación- centros de alto volumen aquellos que realizaron más de 545 ICPp en el periodo de estudio (182 ICPp/año). Aunque la mortalidad hospitalaria en estos centros fue algo menor, no se encontró significación clínica. Sin embargo, cuando se analizaba por tramos de volumen, aquellos con más actividad (más de 900 procedimientos) sí que reflejaban claramente una menor mortalidad (del 16%). Esto correspondía a 7 centros y al 16% del total de episodios.

“Una vez más se demuestra que los centros con más actividad tienen mayor supervivencia, si bien el estudio refleja que esto sucede únicamente en aquellos con muchísimo volumen”, explica el Dr. Antonio Fernández Ortiz, Presidente de la FIC y primer firmante del artículo.

Un reto a futuro es analizar si existe asociación entre el tipo de unidad tratante y una mayor supervivencia

“El Conjunto Mínimo Básico de Datos no proporciona información sobre si el paciente ha sido atendido en una unidad coronaria, de cuidados intensivos cardiológicos o de medicina intensiva”, afirma el Dr. Javier Elola, Director de IMAS. “Habiéndose descrito la asociación entre la disponibilidad de una unidad de cuidados intensivos cardiológicos y mejores resultados en el shock cardiogénico asociado a IAMCEST, un reto a futuro es analizar si existe esta asociación en el manejo del IAMCEST”, añade.

Contenido relacionado que podría interesarte:

Menú